martes, 7 de julio de 2009

lección 2: animarse

olvidaba que no todos somos dibujos animados y que hay personas que querrían serlo, así pues dedicaré mi clase de hoy a ellos. hay muchas formas de transformarse en un dibujo, como entrar en algún tipo de portal o algo por el estilo, como sucedía en "Encantada" o en "el fantasma de tinta" ("the phantom tollbooth"). tomaré como ejemplo una parte de esta cinta en la cual podremos apreciar el tipo de transformación al que me refiero.



el niño ha estado por un momento haciendo experimentos, siendo mitad persona mitad dibujo. Estos casos suelen ser voluntarios, quiero decir que la persona en cuestión elige convertirse en un dibujo. obviamente también se dan casos en los que no se respeta la libertad de uno. ahí va un ejemplo, "en busca del rey del sol", (lo que interesa está al final del primer vídeo y al principio del segundo, está partido).






desde mi modesto pero más importante punto de vista del mundo (tendré que mejorar mis chistes) lo mejor es ir directamente a la fábrica de colores y pedir permiso para meterse en algunos de los tanques, sin embargo también puede hacerse desde casa, lo único que necesita es un lápiz tamaño extragrande y botes de pintura especial, cuantos más mejor, (saldrá muy colorido), no hay problema alguno si decide usar también una pluma estilográfica, pero por lo que más quiera nunca use disolvente si algo sale mal, para algo está la goma detrás del lápiz. todas estas cosas puede comprarlas en alguna tienda especializada o en la fábrica, fíjese en que no sean marca Acme, en este caso no resultarían útiles. Los aparatos son muy sencillos de usar así que el resto lo dejo a su imaginación.

2 comentarios:

Animado dijo...

Muy buen ejemplo el de "En busca del rey del sol" del genial Don Bluth. Se me vienen a la cabeza otras pelis como "Cool World".

francis dijo...

sí, incluso "Xanadú", pero me bastaba con poner un par de ejemplos.